Derechos de los padres de niños con discapacidad

Fuente: Publicación "Somos Hermanos".

  1. Los padres de familia de niños con discapacidad o con una condición especial tienen derecho a contar con los servicios e instituciones oficiales y no gubernamentales, para recibir la orientación y la asistencia necesarias que garanticen el pleno desarrollo de sus hijos.
  2. A recibir la educación y el apoyo psicológico pertinentes que los capacite para cumplir con sus funciones.
  3. Cuando los padres, y sobretodo las madres trabajen, ellos y los hijos deben gozar de servicios de seguridad y guarda de acuerdo a las condiciones que se requieran.
  4. Asociarse libremente para ayudarse mutuamente en su labor de educación y buscar mejores condiciones de vida para sus hijos.
  5. Cuidar su propia salud física y mental y gozar de una vida plena, lo cual no significa olvidarse de los hijos, sino establecer una relación sana, ya que permitirá una mejor relación entre los niños discapacitados y sus padres.
  6. Ser optimistas, vivir alegremente y disfrutar de la vida, pese a las dificultades y sufrimientos que trae consigo la vida de un niño con discapacidad.
  7. Asumir la responsabilidad de educar al resto de la comunidad del respeto y la promoción de los derechos de los niños, para lo cual se requiere de que conozcan sobre el tema y participen activamente, con sus hijos en acciones que generen una cultura de los Derechos Humanos de las personas con discapacidad.
  8. Además, tiene la obligación de formar en sus hijos un juicio propio para que exprese su opinión libremente, teniendo en cuenta su edad, madurez y situación especial.
  9. En caso de que los padres se encuentren separados, hay que recordar que los hijos tienen el derecho a mantener relación con ambos padres, considerando los aspectos legales de la separación. Esto no será posible cuando se considere que la relación con alguno de los progenitores sea perjudicial para el niño.
  10. Cuando el niño no cuente con amor y el cuidado de sus padres, tiene derecho a ser adoptado por otros adultos, tomando en cuenta las leyes y los procedimientos aceptados en nuestro país.
  11. Cuando se trate de niños refugiados, se requiere de establecer las medidas necesarias para obtener el estatuto del refugiado, conforme al derecho y procedimientos internacionales o interno; de esta forma tiene el derecho a recibir ayuda humanitaria y protección.